¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

viernes, 27 enero 2023 / Publicado en News

Hace mucho tiempo que desde estas columnas venimos hablando de la importancia de dar el gran paso de ahorrista a inversor. Comprar dólares no es una inversión y mientras antes te convenzas de eso, más rápido vas a poder mejorar tus inversiones.

Es que, en un país como el nuestro, en el que está tan arraigada la cultura del colchón, no es fácil animarse a hacer algo diferente. Pero en esos momentos, en los que el dólar es noticia, es cuando más se ve la importancia de quienes conocen otras formas de hacer crecer sus ahorros.

Sobre todo, con una inversión de la que vinimos hablando y que está siendo la estrella en los últimos tiempos…

 

Mientras todos te hablan de dólar, la bolsa vuela

Ya avisábamos en 2020, año de una gran suba del dólar, de lo retrasadas que venían las acciones argentinas, a pesar de su recuperación en ese momento:

 

Bueno, quien decidió invertir en el Merval en vez de dejar durmiendo a sus dólares en el colchón se vio muy beneficiado en los años siguientes.

Acá te muestro la suba del dólar versus el Merval desde 2021 hasta hoy:

Para que tengas una idea del impacto de estos números, quien hubiera comprado dólares a principios de 2021 llevaría un rendimiento acumulado de 153% mientras que quien compró acciones argentinas hubiera ganado un impresionante 392%.

Y todo esto sin tener que preocuparte de restricciones y cupos. Siempre se habla de las normativas que hacen que cada vez sea más difícil comprar dólares. Pero eso no debe preocuparte. Eso no es la única ni la mejor opción para invertir tus ahorros.

Las acciones argentinas no tienen restricciones y se pueden comprar en pesos desde Argentina y desde montos muy bajos. No es necesario ser millonario, con sólo $10.000 ya podrías acceder a invertir en el Merval.

Por supuesto que no te estoy diciendo que salgas corriendo a comprar acciones argentinas. Es fundamental que te informes y asesores con un profesional previo a hacer cualquier inversión ya que tenés que considerar tu perfil de riesgo y horizonte de inversión. Estamos hablando de instrumentos de alto riesgo, para inversores dispuestos a esperar y a tolerar bajas en el camino. Nunca debés poner todo tu capital en ellas, siempre hay que diversificar entre distintos activos y no invertir dinero que vas a necesitar en el corto plazo.

Además, en un mercado como el argentino es muy importante seleccionar cuidadosamente tus acciones y saber el momento adecuado para invertir.

Cuando no hay dudas, ya es tarde

Siempre me preguntan si será momento para invertir en Argentina o hay que esperar a una baja mayor. ¿Acaso no es tarde ya para entrar con todas las subas que te mencioné?

La realidad es que la incertidumbre es parte de nuestro paisaje y hay que saber convivir con ella. Un dato interesante es que las acciones argentinas aún se encuentran lejos de su máximo histórico, que alcanzaron en 2018.

Cuando veas que sale en todos lados que somos Suiza, que nuestros bonos rindan 4% anual en dólares y nuestras acciones valen como si fueran Apple, es cuando más gente pregunta por invertir en acciones argentinas.

Paradójicamente es cuando quizá llegó el momento de desconfiar. En eso el análisis y estar acompañado por un profesional idóneo pueden ayudarte a tomar la mejor decisión.

 

Las acciones son tradicionalmente las herramientas que han brindado mayor rendimiento al inversor. Es que te estás convirtiendo en socio de una empresa y participando de su crecimiento por lo que el potencial es mayor si tenés la paciencia de esperar que tu inversión rinda sus frutos. Quienes sepan aprovechar estos instrumentos podrán potenciar su capital.

 

 

 

Matías Daghero

Presidente de Closing Bell Advisors

Agente Asesor Global de Inversión CNV Matrícula 1.117

P.D.: Si te interesa recibir información de Finanzas Personales e Inversiones suscribite a nuestro Newsletter Gratuito Semanal haciendo clic aquí.

 

 

Disclaimer

Este reporte tiene el solo propósito de brindar información, y en él solo se vierten opiniones respecto de las cuales el usuario o cliente podrá estar o no de acuerdo. Este reporte no constituye una oferta o recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Asimismo, este reporte no tiene en cuenta los objetivos de inversión y/o la situación financiera de ninguna persona en particular, y por lo tanto los instrumentos mencionados en el mismo podrían no ser adecuados para su perfil de inversor. Los asesores financieros pueden ofrecer sus opiniones o perspectivas concernientes a lo apropiado de la naturaleza de determinadas estrategias de inversión; sin embargo, es finalmente el usuario o cliente el responsable último de las decisiones de inversión que adopta, debiendo estar tales decisiones basadas únicamente en sus circunstancias económicas, objetivos financieros, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez personales.
Las inversiones en activos financieros y otros productos conllevan riesgos, incluyendo la pérdida de capital significativa. Los riesgos incluyen, pero no están limitados a: riesgo de tasa de interés, riesgos de liquidez, de tipo de cambio y el riesgo específico de la empresa y/o sector.
Este documento contiene información histórica y prospectiva. Los rendimientos pasados no son garantía o indicativo de resultados futuros. Todos los precios, valores o estimaciones generadas en este reporte (excepto aquellos identificados como históricos) son con fines indicativos. Todos los datos y manifestaciones utilizados en este reporte (incluyendo, sin limitación, expresiones tales como «Comprar” /»Compra»/»Mantener»/»Venta»/»Vender», etc., en adelante las “Expresiones Bursátiles”) no deben considerarse como recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Las Expresiones Bursátiles son manifestaciones o expresiones de uso habitual en el mercado bursátil, que responden a estimaciones respecto a valores mínimos y/o máximos de un determinado papel o instrumento, por lo cual no pueden considerarse bajo ningún concepto recomendaciones o llamados a la acción de operar un determinado papel. Todo lo establecido en este reporte, está basado en fuentes que se consideran confiables y de buena fe, pero no implican garantía implícita ni explícita de su precisión y completitud.
martes, 24 enero 2023 / Publicado en News

La última canción de la cantante colombiana Shakira en la que habla de su fallida relación con el exjugador del Barcelona y España Gerard Piqué ha batido todos los récords de escuchas y visualizaciones. Ha captado la atención de todos los medios de prensa, tanto de los de espectáculos como también de los medios empresarios.

¿Por qué de los medios empresarios?

La alusión a marcas como sinónimo de personas fue muy discutido. Nombrar a Casio y al Renault Twingo peyorativamente contra marcas como Rolex y Ferrari, excedió los problemas de pareja e hizo que las marcas intervinieran.

Pero… ¿qué podemos aprender cómo inversores de estas marcas?

El lujo no te hace millonario

La mención que hace Shakira a marcas como Rolex y Ferrari que están asociadas al lujo, terminan generando en muchos consumidores la idea de que tener alguno de ellos es propio de millonarios.

Es que claro, la diferencia entre el costo de un reloj Casio y uno Rolex es abismal:

Sin embargo, el libro “El millonario de al lado” de Thomas J. Stanley transmite una mirada totalmente diferente de lo que uno piensa como millonarios.

El libro está basado en los resultados de un estudio que realizaron los autores en Estados Unidos en la década de los 90 para analizar el comportamiento de los millonarios del país. El libro, que contiene muchas tablas y estadísticas, es uno de los estudios más detallados del mundo sobre millonarios realizado hasta la fecha.

El millonario de al lado no es quien todos creíamos que era. No es un actor o un deportista famoso que gana millones, sino que es una persona que sabe ahorrar e invertir para aumentar su patrimonio.

El estudio demostró que eso es así porque muchas de las personas que tienen sueldos indecentemente elevados se dejan llevar por la gratificación instantánea y el deseo de presumir (con marcas como Rolex y Ferrari), por lo que se gastan todo el dinero que tienen y no ahorran ni invierten para el futuro. Por eso, no disponen de seguridad financiera y, si llegan a quedarse sin trabajo, no podrían mantener su estilo de vida lujoso por mucho tiempo. Esto es precisamente lo que les ha ocurrido a numerosos cantantes, actores y deportistas estadounidenses como ha trascendido en la prensa.

Por el contrario, el millonario de al lado prefiere invertir en vez de gastar, planifica sus gastos y no vive por encima de sus posibilidades. Si llega a quedarse desempleado, podrá seguir manteniendo su estilo de vida porque es financieramente independiente.

 

Que el reloj marque tu tiempo invirtiendo

Supongamos una persona que, teniendo el dinero para comprarse un Rolex, elige comprarse un Casio.

Si nos guiamos por los precios que vimos más arriba, gastaría USD 20 en su reloj en lugar de USD 22.950. Y este verdadero millonario decide invertir los USD 22.930 que “le sobraron en la compra de su reloj” en el índice accionario S&P500.

¿Qué resultados obtiene?

 

Como se ve en la tabla comienza en el año 0 conservando esos USD 22.930. A los 5 años ya se convirtieron en USD 35.281. ¡¡¡Y en 30 años son USD 304.229!!!

Claramente su cuenta bancaria agradece que haya visto pasar el tiempo en un reloj Casio.

 

 

Tener un Ferrari o ser dueño de Ferrari

Si esa diferencia se daba en unos relojes te imaginás lo que será al ver las diferencias en precio entre estos autos:

 

Aquí la diferencia en 15 años ya se convierte en millonaria y en 30 años sería de USD 3.629.904.

Pero bueno, supongamos que quieras darte el gusto y tener tu Ferrari (algo que en nuestro país no es muy aconsejable y realista por el estado de las calles y problemas de importaciones). El no buscar la gratificación instantánea podría marcar una diferencia importante.

Seguime con este ejemplo.

En octubre de 2015 salieron a cotizar en la bolsa norteamericana las acciones de Ferrari. Sí, a partir de ese momento podías asociarte en las ganancias del “cavallino rampante”.

¿Cómo le fue a sus acciones?

Excelente. Más que duplicaron el rendimiento del índice promedio de Estados Unidos para el mismo período.

Pero sigamos con nuestro caso hipotético. Supongamos una persona que tenía los USD 294.332 y en lugar de comprarse la Ferrari eligió comprarse el Twingo para invertir la diferencia. Sí, ya sé que no era necesario un ejercicio tan grande de austeridad, se habría podido comprar un auto intermedio, pero Shakira y Piqué guían nuestro ejemplo.

Esta persona disponía de un capital mayor, por lo que decidió posicionar una parte de sus inversiones en la acción de Ferrari en el día que salió a cotizar a bolsa. Exactamente los USD 273.590 de diferencia entre el precio de compra del Twingo y la Ferrari.

Si hoy, apenas 7 años y medio más tarde, decide vender una parte de sus acciones de Ferrari para comprarse su lujoso auto rojo, pagaría los USD 294.332 para adquirirla y aún le quedarían USD 3.335.572.

Todo por haber manejado unos años un Twingo y haber invertido.

Seguramente esta mentalidad inversora le habrá ayudado en el camino a conseguir mayor prosperidad y felicidad que la que le hubiera dado solamente comprarse la Ferrari o el Rolex en un primer momento.

 

Quizás uno no cuente con los valores y cifras que manejan estos cantantes y deportistas pero contar con un plan de inversión y un buen asesoramiento financiero  puede ayudarte para que logres construir un capital que te dé la libertad financiera.

 

Matías Daghero

Presidente de Closing Bell Advisors

Agente Asesor Global de Inversión CNV Matrícula 1.117

P.D.: Si te interesa recibir información de Finanzas Personales e Inversiones suscribite a nuestro Newsletter Gratuito Semanal haciendo clic aquí.

 

 

Disclaimer

Este reporte tiene el solo propósito de brindar información, y en él solo se vierten opiniones respecto de las cuales el usuario o cliente podrá estar o no de acuerdo. Este reporte no constituye una oferta o recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Asimismo, este reporte no tiene en cuenta los objetivos de inversión y/o la situación financiera de ninguna persona en particular, y por lo tanto los instrumentos mencionados en el mismo podrían no ser adecuados para su perfil de inversor. Los asesores financieros pueden ofrecer sus opiniones o perspectivas concernientes a lo apropiado de la naturaleza de determinadas estrategias de inversión; sin embargo, es finalmente el usuario o cliente el responsable último de las decisiones de inversión que adopta, debiendo estar tales decisiones basadas únicamente en sus circunstancias económicas, objetivos financieros, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez personales.
Las inversiones en activos financieros y otros productos conllevan riesgos, incluyendo la pérdida de capital significativa. Los riesgos incluyen, pero no están limitados a: riesgo de tasa de interés, riesgos de liquidez, de tipo de cambio y el riesgo específico de la empresa y/o sector.
Este documento contiene información histórica y prospectiva. Los rendimientos pasados no son garantía o indicativo de resultados futuros. Todos los precios, valores o estimaciones generadas en este reporte (excepto aquellos identificados como históricos) son con fines indicativos. Todos los datos y manifestaciones utilizados en este reporte (incluyendo, sin limitación, expresiones tales como «Comprar” /»Compra»/»Mantener»/»Venta»/»Vender», etc., en adelante las “Expresiones Bursátiles”) no deben considerarse como recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Las Expresiones Bursátiles son manifestaciones o expresiones de uso habitual en el mercado bursátil, que responden a estimaciones respecto a valores mínimos y/o máximos de un determinado papel o instrumento, por lo cual no pueden considerarse bajo ningún concepto recomendaciones o llamados a la acción de operar un determinado papel. Todo lo establecido en este reporte, está basado en fuentes que se consideran confiables y de buena fe, pero no implican garantía implícita ni explícita de su precisión y completitud.
viernes, 20 enero 2023 / Publicado en News

Si hay algo que identificó históricamente a la Argentina fue que era un país de clase media, en el cual el progreso era posible con esfuerzo y trabajo duro.

Lamentablemente, los últimos años han hecho que cada vez sea más difícil ser de clase media.

Sin embargo, hay formas de tomar las riendas de tus finanzas y ayudar a revertir esa situación para que no te toque a vos también abandonar este grupo.

¿Quiénes son de clase media?

Lo primero que tenemos que pensar es qué es ser de clase media. En ese sentido, es útil considerar las canastas de consumo que arma la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires para los distintos tipos de hogares. Porque claro está, no es lo mismo ser una persona sola que una pareja o una familia con dos hijos. Las necesidades y gastos son bien diferentes.

A continuación, te comparto la canasta total de consumo que marca el nivel de clase media para distintos tipos de hogares con datos de diciembre 2022:

En estos casos se toma como parámetro los gastos típicos de clase media de distintas conformaciones familiares que sean propietarias de la vivienda en ciudad de Buenos Aires. Dependiendo de tu ubicación o demás factores, tu situación puede ser diferente. No se trata de la línea de pobreza sino de un nivel de consumo superior en el cual ya sos considerado clase media.

Lo primero que vas a ver en el cuadro es que es muy diferente la situación de una persona sola o una pareja a la de una familia con 2 hijos. Las familias con hijos tienen un nivel de gastos superior, lo cual es lógico porque los niños no van a ganar un ingreso y tienen muchas necesidades a cubrir.

De esta manera observás en la tabla que una persona que vive sola con $80.576 puede tener el nivel de consumo de una persona de clase media. Una pareja sin hijos necesitó $132.593 y una pareja con hijos $ 235.000.

Lamentablemente, cada vez menos argentinos pertenecen a la clase media. Entonces, ¿qué podemos hacer en nuestras finanzas?

 

No esperes nada de los políticos

Cuando uno mira la evolución del salario real en los últimos años el golpe ha sido muy duro. El salario real para toda la economía cerró el año 2022 en un valor equivalente al del año 2003”. Esta fue la conclusión que arrojó un estudio del Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía, integrado por economistas egresados de la Universidad Nacional de Rosario

 

Entonces pensemos como un objetivo que podría ponerse una persona el hacer que sus ahorros le generen una renta por la diferencia entre el salario real a comienzos del gobierno de Alberto Fernández y el que percibe hoy. Esto sería hacer que los 76 sean 85, es decir un aumento del 11,84%.

Claramente conseguir esto no es un objetivo que puedas conseguir de la noche a la mañana. Tenés que armar una planificación y empezar a invertir de manera inteligente tu dinero.

En el gráfico siguiente podés ver durante cuanto tiempo tuvo que invertir una persona para conseguir este objetivo según el porcentaje sobre su sueldo que ahorró:

Por ejemplo, una persona que pudo ahorrar el 30% de su sueldo en apenas 4 años logró que sus inversiones le den esa renta adicional. Una que ahorró el 20% en 5 años. Esto considerando el rendimiento promedio del S&P 500 que es del 9% anual en dólares.

Y sí, siempre va a haber gente que dice que el dinero no le alcanza. El tema es que si uno vive por encima de sus posibilidades nunca llegará a poder pagar todas las cuentas. Si te encontrás en este sitio, pusimos el ejemplo de ahorrar apenas un 10% para llegar en 9 años. Fijate de agarrar tu tarjeta de crédito, resumen de cuenta bancario y cuentas que tengas de cómo gastaste tu dinero para poder ahorrar ese 10% al menos de tus ingresos.

 

 

Cada momento de la vida trae sus propias oportunidades

También es importante aprovechar las distintas etapas de la vida para ahorrar e invertir. Los objetivos deben ser acorde a cada momento de la vida. Para una persona soltera que no tiene costo de vivienda, ahorrar 30% de los ingresos podría ser un objetivo más que razonable con el que empezar mientras que para una familia que no logra ahorrar quizá sea un objetivo inicial muy ambicioso.

Si actualmente no tenés ahorros para hacer frente a gastos inesperados, ese debe ser tu primer objetivo, luego de pagar las deudas. Es lo que llamamos un fondo de emergencia y te sirve de red de contención ante cualquier imprevisto.

Ese dinero lo tenés que tener en instrumentos líquidos y estables, de fácil acceso. Se suele recomendar entre 3 y 6 meses de tus gastos, dependiendo de tu situación personal, pero, aunque sea tener 1 mes ahorrado puede marcar la diferencia y salvarte de incurrir en grandes costos cuando te surge un gasto adicional.

Para armar estas carteras de inversión, un asesor financiero profesional puede ayudarte para que tu esfuerzo de ahorro no sea en vano fruto de malas inversiones.

 

Matías Daghero

Presidente de Closing Bell Advisors

Agente Asesor Global de Inversión CNV Matrícula 1.117

P.D.: Si te interesa recibir información de Finanzas Personales e Inversiones suscribite a nuestro Newsletter Gratuito Semanal haciendo clic aquí.

 

 

Disclaimer

Este reporte tiene el solo propósito de brindar información, y en él solo se vierten opiniones respecto de las cuales el usuario o cliente podrá estar o no de acuerdo. Este reporte no constituye una oferta o recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Asimismo, este reporte no tiene en cuenta los objetivos de inversión y/o la situación financiera de ninguna persona en particular, y por lo tanto los instrumentos mencionados en el mismo podrían no ser adecuados para su perfil de inversor. Los asesores financieros pueden ofrecer sus opiniones o perspectivas concernientes a lo apropiado de la naturaleza de determinadas estrategias de inversión; sin embargo, es finalmente el usuario o cliente el responsable último de las decisiones de inversión que adopta, debiendo estar tales decisiones basadas únicamente en sus circunstancias económicas, objetivos financieros, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez personales.
Las inversiones en activos financieros y otros productos conllevan riesgos, incluyendo la pérdida de capital significativa. Los riesgos incluyen, pero no están limitados a: riesgo de tasa de interés, riesgos de liquidez, de tipo de cambio y el riesgo específico de la empresa y/o sector.
Este documento contiene información histórica y prospectiva. Los rendimientos pasados no son garantía o indicativo de resultados futuros. Todos los precios, valores o estimaciones generadas en este reporte (excepto aquellos identificados como históricos) son con fines indicativos. Todos los datos y manifestaciones utilizados en este reporte (incluyendo, sin limitación, expresiones tales como «Comprar” /»Compra»/»Mantener»/»Venta»/»Vender», etc., en adelante las “Expresiones Bursátiles”) no deben considerarse como recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Las Expresiones Bursátiles son manifestaciones o expresiones de uso habitual en el mercado bursátil, que responden a estimaciones respecto a valores mínimos y/o máximos de un determinado papel o instrumento, por lo cual no pueden considerarse bajo ningún concepto recomendaciones o llamados a la acción de operar un determinado papel. Todo lo establecido en este reporte, está basado en fuentes que se consideran confiables y de buena fe, pero no implican garantía implícita ni explícita de su precisión y completitud.
viernes, 13 enero 2023 / Publicado en Prensa

Comparto entrevista para Punto a Punto realizada a cargo de José Busaniche hablando sobre las inversiones durante el año 2022 y que opciones hay para este año 2023.

Las inversiones tradicionales son las que más perdieron terreno el año pasado. El análisis de Matías Daghero, de Closing Bell Advisors.

“Lo primero que uno siempre recomienda es invertir, un paso que mucha gente no da. Animarse y separar una parte de los ingresos para ahorrarlo y luego esa parte de los ahorros ponerlo a trabajar, porque en un país como el nuestro, con la inflación que tenemos, las inversiones tradicionales no han alcanzado”, plantea Matías Daghero, presidente de Closing Bell Advisors.

En diálogo con Punto a Punto, el asesor de inversiones repasó cuáles fueron las inversiones con las que se ganó en 2022 y qué opciones aparecen, a priori, como las más atractivas para cubrirse de la pérdida que genera la inflación y captar algo de renta extra.

En esa línea es que propone un ejercicio para quienes tengan capacidad de generar y gestionar algún excedente con sus ingresos:

“Para pasar de ser ahorrista a inversor lo primero que hay que hacer es separar, dentro de los ahorros, los montos que vamos a usar en el próximo año, de los que podemos usar para inversión. Porque mucha gente mira todo a cortísimo plazo y ahí siempre aparece el plazo fijo, el dólar o un fondo común de inversión. Ahora, cuando uno puede saltar ese horizonte de tiempo aparecen otras opciones”, dice.

Y remarca que, gracias a la tecnología y a la conexión entre mercado es que hoy un pequeño ahorrista tiene acceso en minutos a acciones de empresas que cotizan en el exterior: “hoy con $10 mil podemos comprar CEDEARS de S&P 500, el mercado que nuclea a las 500 empresas más grandes de los Estados Unidos y se puede hacer desde acá. Es un mercado que, en promedio, ha rendido en los últimos años 9% anual en dólares, una tasa muy buena”.

En ese mercado el año pasado las acciones de las empresas tecnológicas sufrieron mucho y lo que creció fue el sector energético. “Hacia adelante creemos que sectores de consumo tradicional, acciones como las de Coca-Cola o Mc Donald´s pueden ser opciones para una cartera, pero hay que analizar caso por caso y el perfil del inversor”, detalla.

Oportunidades para un año electoral. Para Daghero, al margen de los que pasa en los mercados internacionales Argentina es un mercado más de oportunidades, dado que la tendencia de largo plazo de la economía no es de crecimiento. “Los bonos y acciones argentinas se encuentran aún en valores muy bajos. Quienes crean en el escenario de un cambio político pueden decidir hacer una inversión en estos activos”.

“Para inversores de un perfil moderado a agresivo Argentina hoy tanto el Merval como en bonos son una oportunidad porque hay mucho margen para que los valores suban. Puede caer también, entonces, la clave es ver de qué va a depender. En Argentina esto se mueve mucho en base al clima político. Hablando apolíticamente, uno sabe que hay gobierno que le caen mejor a los mercados y otros que le caen peor. Si uno estima que en diciembre va a haber un cambio de rumbo económico podemos esperar que los precios suban. Hoy las empresas energéticas cotizan a un 20% de lo que vale armar una empresa, no son precios lógicos. Yo soy optimista de cara a las acciones, pero para perfiles de inversores agresivos”.

-¿Con una inflación que puede ser similar a la de 2022, las inversiones tradicionales no las ves?
-Los inmuebles están mostrando mucha caída en dólares. Desde 2018 han reportes que muestran caídas permanentes y la rentabilidad está en 1,75%, 2% cuando el promedio histórico era 5%. Puede haber oportunidades en inmuebles particulares, pero en general el sector inmobiliario está complicado y la última Ley de Alquileres no ayuda; yo no recomiendo los plazos fijos UVA porque pueden quedar desfazados ante saltos de la inflación y además hay poca oferta.

-¿Stockearse puede ser una buena opción?
-Nosotros tenemos clientes corporativos y en economías como la de Argentina, con crisis recurrentes el stock es una alternativa que recomendamos, con prudencia. No hay que stockearse por stockearse y hay que medir el costo de hacer stock. Es una buena herramienta y se puede complementar con otras herramientas. Por ejemplo, una firma que necesita bienes importados puede apoyarse en instrumentos que ajustan por dólar oficial, para quedar equilibrado.

El semáforo de inversiones de 2022

Un reporte de la firma Closing Bell Advisors que dirige Daghero, hace el repaso detallado de lo que dejó el 2022 en términos de herramientas de inversión:

DÓLAR. Después de un periodo entre 2018 y 2020, en el que el dólar subió más que la inflación, en 2022 su rendimiento fue mucho menor ya que sólo subió un 66%. “En el imaginario popular siempre está la imagen de que el dólar sube mucho y por eso es una buena inversión, pero ya hace 2 años que no es así porque en 2021 tampoco llegó a alcanzar a la inflación.

PLAZO FIJO. El plazo fijo, que tradicionalmente es elegido para obtener rentas en pesos, tampoco logró ganarle a la inflación, generando un 70% de ganancia para que aquellos que estuvieron invertidos todo el año renovando mes a mes (la fuerte suba de tasas del final del año tampoco pudo hacer que se le gane a la inflación).

“Hasta ahí ninguna novedad, ya que al plazo fijo lo podemos llamar “deportivo perder siempre”, porque en los últimos 10 años nunca logró ganarle a la inflación. Y esto es consistente con lo que ha pasado en la historia y no hay motivos para pensar que se vaya a revertir en el futuro”, apuntan.

INMUEBLES. Completando el podio de inversiones tradicionales con malos rendimientos encontramos a los inmuebles, que subieron un 47% en pesos.

MERVAL ARRIBA. En un año complicado a nivel internacional, el Merval tuvo un muy buen desempeño, subiendo un 142%. “Lo más sorprendente de la suba es que fue en un contexto de inflación y crisis económica, por pura expectativa de un cambio político a futuro. Es clave destacar que esta suba viene desde el subsuelo y muy lejos de los máximos de la bolsa argentina en 2018. Los bonos argentinos aún no acompañan el comportamiento de las acciones, está por verse si en 2023 pueden tener una mayor recuperación”, señalan en la firma.

 

Nota Original Publicada en Punto a Punto el 13/01/2023

https://puntoapunto.com.ar/inversiones-con-que-se-gano-en-2022-y-que-opciones-hay-para-este-ano/

SUBIR