¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

sábado, 14 mayo 2022 / Publicado en News

En los momentos de caídas del mercado siempre aparecen malas noticias que los justifican y hacen que parezca una buena decisión quedarse fuera del mercado. Hoy te cuento cuáles son los mejores motivos para no invertir.

 

 

Si buscamos un buen momento para invertir parece que nunca va a llegar. Es como empezar la dieta, siempre vamos a encontrar un motivo por el cual es mejor empezar el próximo lunes. Es que a los seres humanos nos cuesta mucho salir de nuestra zona de confort. Y con todas las malas noticias del mundo al alcance de la mano, hay abundancia de motivos para no invertir.

Ahora el motivo de moda suele ser la guerra en Ucrania, la amenaza de la suba de tasas o el fantasma de la inflación. Entonces nos quedamos esperando a que llegue un buen momento para invertir. Pero… ¿es cierto que hay que evitar invertir en medio de las crisis?

 

El mercado es invencible

La historia muestra que siempre habrá alguna crisis o conflicto en el planeta por el cual preocuparse. Nunca existió ni existirá un momento en el cual no haya problemas en el mundo. Lo que es más dudoso es si esto realmente es un problema para nuestras inversiones en el largo plazo. Para responder a esta pregunta, un estudio de JP Morgan mostró el rendimiento acumulado del S&P 500 desde algunas de las más famosas crisis que se atravesaron en los últimos 25 años:

Ahí vemos una variedad de crisis y guerras. Lo que tienen en común todas es que el mercado siempre se recuperó, nunca ha pasado algo que haya provocado una caída irremontable.

Pensemos en la famosa burbuja de las puntocom en la cual empresas sin ninguna perspectiva ni modelo de negocios estaban por las nubes.

Quien hubiera invertido en el peor momento de la burbuja llevaría ganado un 368% acumulado. Es decir, hubiera convertido USD 1.000 en nada menos que USD 4.680. Lo mismo pasó con el ataque del 11 de septiembre de 2001, que cambió la forma en que estaba organizado el mundo pero que tampoco afectó los rendimientos de inversores a largo plazo que llevarían ganado un 415%.

La lista muestra guerras, pandemias y crisis financieras pero lo que tienen en común es que ninguna fue más fuerte que el mercado.
Siempre va a aparecer quien te diga que esta vez será diferente, que el mundo de hoy tiene otros desafíos. Es que los gurús de las crisis tienen mucha prensa y cuando aparece una crisis te van a decir que ellos la predijeron. Eso pasó mucho en la crisis de las hipotecas de 2008, personas que decían en los medios que ellos habían predicho la crisis. Y era verdad que habían acertado. Lo que no te dijeron es que también predijeron la crisis del 2004, 2005, 2006, 2007 y la lista sigue. Si todos los días estás diciendo que el mercado va a caer, en algún momento vas a tener razón. Hasta un reloj roto da la hora bien dos veces al día.

Por eso es clave elegir bien las fuentes de información y dosificar el tiempo que uno le dedica a las noticias. La noticia más marketinera no suele ser la que más te sirve para elegir tus inversiones. No da tanto rating hablar de empresas con buenos negocios y perspectivas a futuro, pero son esos activos en los que debés focalizar tu cartera.

Estar invertido es la mejor solución

Tomarle el tiempo al mercado es imposible y tiene consecuencias en rendimientos que perdés por no estar invertido. Quien te diga que sabe en qué momento preciso vender y cuándo es el piso de mercado para comprar te miente. Pensá dónde estaba esa persona en febrero 2020 previo a la caída provocada por los confinamientos. Nadie lo vio venir. En las veces que sigue tampoco será diferente.

 

Podés ver el video de esta nota ingresando a:

https://youtu.be/S3w0FvvjbhU

 

No podés controlar ese tipo de acontecimientos, así como tampoco podés controlar lo que hará la Reserva Federal con la tasa de interés ni quien será el próximo presidente de los Estados Unidos.

No es productivo perder tiempo tratando de predecir la evolución de esos temas. Armar una cartera diversificada de empresas sólidas te va a ayudar a animarte a invertir y a dormir tranquilo.

 

 

Matías Daghero

 

P.D.: Si te interesa recibir información de Finanzas Personales e Inversiones suscribite a nuestro Newsletter Gratuito Semanal haciendo clic aquí.

 

 

Disclaimer

Este reporte tiene el solo propósito de brindar información, y en él solo se vierten opiniones respecto de las cuales el usuario o cliente podrá estar o no de acuerdo. Este reporte no constituye una oferta o recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Asimismo, este reporte no tiene en cuenta los objetivos de inversión y/o la situación financiera de ninguna persona en particular, y por lo tanto los instrumentos mencionados en el mismo podrían no ser adecuados para su perfil de inversor. Los asesores financieros pueden ofrecer sus opiniones o perspectivas concernientes a lo apropiado de la naturaleza de determinadas estrategias de inversión; sin embargo, es finalmente el usuario o cliente el responsable último de las decisiones de inversión que adopta, debiendo estar tales decisiones basadas únicamente en sus circunstancias económicas, objetivos financieros, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez personales.
Las inversiones en activos financieros y otros productos conllevan riesgos, incluyendo la pérdida de capital significativa. Los riesgos incluyen, pero no están limitados a: riesgo de tasa de interés, riesgos de liquidez, de tipo de cambio y el riesgo específico de la empresa y/o sector.
Este documento contiene información histórica y prospectiva. Los rendimientos pasados no son garantía o indicativo de resultados futuros. Todos los precios, valores o estimaciones generadas en este reporte (excepto aquellos identificados como históricos) son con fines indicativos. Todos los datos y manifestaciones utilizados en este reporte (incluyendo, sin limitación, expresiones tales como “Comprar” /”Compra”/”Mantener”/”Venta”/”Vender”, etc., en adelante las “Expresiones Bursátiles”) no deben considerarse como recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Las Expresiones Bursátiles son manifestaciones o expresiones de uso habitual en el mercado bursátil, que responden a estimaciones respecto a valores mínimos y/o máximos de un determinado papel o instrumento, por lo cual no pueden considerarse bajo ningún concepto recomendaciones o llamados a la acción de operar un determinado papel. Todo lo establecido en este reporte, está basado en fuentes que se consideran confiables y de buena fe, pero no implican garantía implícita ni explícita de su precisión y completitud.
sábado, 07 mayo 2022 / Publicado en News

Empezar justo a invertir en un mal momento del mercado puede desalentar a nuevos inversores. Hoy te cuento qué significan esas caídas para que las pongas en perspectiva en tu camino financiero.

 

 

Si empezaste a invertir en acciones este año, probablemente has visto que tu portafolio viene cayendo. Es que 2022 ha sido el tercer peor comienzo de año de la historia para el índice S&P 500, que nuclea a las principales empresas de los Estados Unidos ya que acumula una caída del 13%.

Muchas veces se piensa que invertir en bonos brinda rendimientos más estables para inversores conservadores, al ser activos de renta fija. Bueno, este año fue aún más complicado porque los bonos también acumulan una caída del 11%, tal como muestra el siguiente gráfico compartido por Charlie Bilello:


Te preguntarás cómo es posible perder invirtiendo en bonos.

Supuestamente su ventaja es que te dan una renta fija, independientemente de lo que pase. Siempre que el emisor no defaultee, vas a cobrar lo mismo. Esto es cierto, el tema es que, si las tasas suben a nivel global, el mercado va a exigir mayor tasa para prestar dinero a las empresas. Ahí es cuando baja el precio de los bonos porque quien compra esos instrumentos si hace un año estaba conforme con ganar una tasa ahora va a pretender mayor rentabilidad para su capital. Y al no cambiar los pagos de interés la única forma de obtener más rendimiento es que baje el precio del bono.

Para entenderlo más fácil, imaginate que te ofrecen comprar un local comercial que está alquilado a $15.000 por 3 años más por un contrato que viene de antes. Hoy el mismo local se alquilaría a $45.000 pero como no podés aumentar el alquiler la única forma que tenés de obtener la rentabilidad pretendida para comprarlo es conseguir bajar el precio de compra.

Viendo estos escenarios complicados, parecería que lo único que queda es atesorar dólares en el colchón porque perdemos con acciones y bonos y ni hablar con inmuebles. Eso hasta que te acordás que estamos en niveles récord de inflación en dólares.
Entonces, ¿qué hacemos con nuestros ahorros?

 

Los últimos serán los primeros

Todo esto que te mencioné arriba no debe desalentarte de invertir. Se puede venir remando desde atrás y terminar ganando. En el mundial de Sudáfrica 2010, quizá recordarás que la selección española perdió con Suiza en su primer partido y después terminó ganando el mundial. No hay que quedarse con un solo partido sino ver el camino completo.

Y ahí es cuando resulta útil ver la historia. Si analizamos la evolución del S&P 500 desde el año 1928 el panorama es mucho más alentador. En los casos de grandes caídas en los primeros meses del año, el rendimiento del resto del año ha sido mucho mejor que el promedio: 10% anual versus 4,80%:

Te preguntarás si tiene lógica que pase esto. Si recordás que la bolsa es un reflejo de la economía real, lo razonable es que tarde o temprano las acciones van a acompañar las ganancias de las empresas.

Acá hay una salvedad importante y es que estamos considerando que invertimos en una economía dinámica y en crecimiento como la de Estados Unidos. Si viéramos inversiones en empresas argentinas sería diferente el análisis porque se da el mismo estancamiento que vemos en la economía argentina hace muchos años.

Lo bueno es que hoy podés participar de las ganancias de empresas de Estados Unidos invirtiendo a través de los Cedears que se compran en pesos desde montos muy bajos. Si bien los mismos acompañan la evolución del dólar contado con liquidación, te aconsejo que mires la evolución de estos en dólares porque son activos dolarizados. Esto quiere decir que quien invierte en Cedears debe estar buscando obtener ganancias en dólares y no solamente acompañar la evolución del tipo de cambio.

Armar una cartera diversificada de estas empresas puede ayudarte en este objetivo y reducir la volatilidad de tu cartera.

Podés ver el video de esta nota ingresando a:

https://www.youtube.com/watch?v=JlLsFwrif8c

El tiempo acomoda las cosas en el mercado y las buenas apuestas terminan pagando. Muchas veces se compara a la bolsa con el casino, pero la realidad es que es como un casino al revés. Si en el casino mientras más tiempo estés jugando más posibilidades tenés de perder tu capital, en la bolsa el crecimiento natural de la economía tiende a reflejarse en las acciones. Por eso, si tuviste mala suerte al inicio de tu camino, no te desalientes ya que en la bolsa el tiempo es tu aliado.

 

 

Matías Daghero

 

P.D.: Si te interesa recibir información de Finanzas Personales e Inversiones suscribite a nuestro Newsletter Gratuito Semanal haciendo clic aquí.

 

 

Disclaimer

Este reporte tiene el solo propósito de brindar información, y en él solo se vierten opiniones respecto de las cuales el usuario o cliente podrá estar o no de acuerdo. Este reporte no constituye una oferta o recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Asimismo, este reporte no tiene en cuenta los objetivos de inversión y/o la situación financiera de ninguna persona en particular, y por lo tanto los instrumentos mencionados en el mismo podrían no ser adecuados para su perfil de inversor. Los asesores financieros pueden ofrecer sus opiniones o perspectivas concernientes a lo apropiado de la naturaleza de determinadas estrategias de inversión; sin embargo, es finalmente el usuario o cliente el responsable último de las decisiones de inversión que adopta, debiendo estar tales decisiones basadas únicamente en sus circunstancias económicas, objetivos financieros, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez personales.
Las inversiones en activos financieros y otros productos conllevan riesgos, incluyendo la pérdida de capital significativa. Los riesgos incluyen, pero no están limitados a: riesgo de tasa de interés, riesgos de liquidez, de tipo de cambio y el riesgo específico de la empresa y/o sector.
Este documento contiene información histórica y prospectiva. Los rendimientos pasados no son garantía o indicativo de resultados futuros. Todos los precios, valores o estimaciones generadas en este reporte (excepto aquellos identificados como históricos) son con fines indicativos. Todos los datos y manifestaciones utilizados en este reporte (incluyendo, sin limitación, expresiones tales como “Comprar” /”Compra”/”Mantener”/”Venta”/”Vender”, etc., en adelante las “Expresiones Bursátiles”) no deben considerarse como recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Las Expresiones Bursátiles son manifestaciones o expresiones de uso habitual en el mercado bursátil, que responden a estimaciones respecto a valores mínimos y/o máximos de un determinado papel o instrumento, por lo cual no pueden considerarse bajo ningún concepto recomendaciones o llamados a la acción de operar un determinado papel. Todo lo establecido en este reporte, está basado en fuentes que se consideran confiables y de buena fe, pero no implican garantía implícita ni explícita de su precisión y completitud.
martes, 03 mayo 2022 / Publicado en News

En finanzas se suele usar la frase “Buy the dip” para expresar la conveniencia de comprar acciones en medio de grandes caídas de precio. Hoy te cuento cómo identificar cuando realmente es conveniente esa estrategia.

 

 

Este año existe gran volatilidad en los mercados y muchas acciones de empresas que habían tenido un gran desempeño en los últimos años se han visto muy golpeadas en sus cotizaciones. Para un inversor a largo plazo, suele ser negocio comprar en momentos de baja. Pero seguramente te suene alguien que compró una acción cuando había caído mucho su precio sólo para verlo caer aún más. Entonces, ¿cómo identificar cuando estamos frente a una verdadera oportunidad?

 

¿Trampa u oportunidad?

Bueno, lo primero que tenés que saber es que hay distintos tipos de caídas en bolsa.

El primer tipo de caída es cuando la acción cae porque cae todo en el mercado. Este es el mejor tipo de caída porque la acción cae no porque haya algún problema en el negocio sino por algún tipo de crisis global que genera mucho miedo en los inversores. En este caso lo más seguro es que la acción se recupere. Por ejemplo, la caída de marzo 2020 en la cual se desplomaron incluso empresas tan conocidas como Coca Cola y Microsoft. ¿Acaso la gente iba a dejar de tomar Coca Cola o de usar los productos de Microsoft? Claramente no y quienes apostaron por esas empresas vieron revalorizarse su capital.

Otro tipo de caída que se ha visto mucho últimamente es cuando hay problemas en alguna zona geográfica del mundo y eso arrastra a empresas de esos países. Por ejemplo, es lo que ha pasado con acciones chinas y rusas, que se han visto muy golpeadas por riesgos vinculados a las acciones de sus gobiernos. Las acciones chinas como Alibaba están en precios muy bajos comparados con sus máximos históricos si bien se han beneficiado de ciertos rebotes. El caso de la rusa Gazprom es emblemático porque las sanciones han ocasionado que se suspenda su cotización. En este caso es imprescindible analizar cuál sería la exposición de las empresas a este riesgo y moverse con mucho cuidado ya que una buena empresa en un país con problemas puede demorar mucho en recuperarse.

También puede pasar que un determinado sector de la economía esté en baja. Puede ser que sea por un problema estructural que muestre pocas señales de revertirse como por ejemplo la industria de los periódicos o si es algo coyuntural por una situación inesperada como por ejemplo acciones de cruceros o aerolíneas en marzo 2020.

El último tipo de caída y el más difícil de analizar es cuando la acción cae en solitario. Es el peor tipo de caída porque puede reflejar algún problema con el negocio que afecte sus perspectivas a futuro. Pensemos en el desempeño de acciones como Netflix que han caído 67% en lo que va del año. Mayor competencia y pérdida de suscriptores generan dudas sobre su futuro de una acción que supo ser la estrella del mercado.

 

¿Qué tenemos hoy en liquidación?

Si en el día de hoy quisiéramos comprar acciones con la única condición de que hayan caído mucho de precio desde principios de año, abajo te muestro algunas de las opciones que nos brinda la corrección que ha tenido el mercado:

 

Si vemos la lista, hay muchas acciones tecnológicas, que habían tenido una gran suba desde marzo 2020.

Como estuvimos viendo anteriormente, que estas acciones hayan caído de precio no quiere decir que sean necesariamente una buena oportunidad de inversión. Antes de salir corriendo a comprarlas, hay que profundizar sobre los motivos de su caída y ver si realmente siguen siendo negocios con potencial.

El caso de Zoom es uno de los símbolos de este cambio de paradigma ya que el retorno a la presencialidad deteriora sus fundamentals. También tenemos a Facebook que generó dudas respecto al verdadero potencial del Metaverso a pesar de seguir siendo un gigante de la publicidad digital, siendo muy castigado en su penúltima presentación de resultados y recuperando una parte de esa caída en la presentación de la semana pasada.

Para quien decida invertir en alguno de estos activos, debe ser a largo plazo y con dinero que no espere necesitar para sus gastos porque aún cuando se termine dando vuelta la baja y la acción vuelva a máximos esto puede tomar mucho tiempo. Armar una cartera diversificada y asesorarse bien marcan la diferencia en tu portafolio.
En todos los casos que te mencioné es posible invertir en estos activos en pesos desde montos muy bajos y desde Argentina a través de los Cedears.

Los grandes inversores de la historia han construido su patrimonio aprovechando caídas de precio para comprar buenas empresas. Pero no toda caída es oportunidad. Tener el criterio de elegir los activos que tienen potencial por sobre los que ya no verán tiempos mejores es una herramienta clave para todo inversor.

 

 

Matías Daghero

 

P.D.: Si te interesa recibir información de Finanzas Personales e Inversiones suscribite a nuestro Newsletter Gratuito Semanal haciendo clic aquí.

 

Disclaimerhttps://www.youtube.com/watch?v=GYLdsgQJPus&t=1s

Este reporte tiene el solo propósito de brindar información, y en él solo se vierten opiniones respecto de las cuales el usuario o cliente podrá estar o no de acuerdo. Este reporte no constituye una oferta o recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Asimismo, este reporte no tiene en cuenta los objetivos de inversión y/o la situación financiera de ninguna persona en particular, y por lo tanto los instrumentos mencionados en el mismo podrían no ser adecuados para su perfil de inversor. Los asesores financieros pueden ofrecer sus opiniones o perspectivas concernientes a lo apropiado de la naturaleza de determinadas estrategias de inversión; sin embargo, es finalmente el usuario o cliente el responsable último de las decisiones de inversión que adopta, debiendo estar tales decisiones basadas únicamente en sus circunstancias económicas, objetivos financieros, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez personales.
Las inversiones en activos financieros y otros productos conllevan riesgos, incluyendo la pérdida de capital significativa. Los riesgos incluyen, pero no están limitados a: riesgo de tasa de interés, riesgos de liquidez, de tipo de cambio y el riesgo específico de la empresa y/o sector.
Este documento contiene información histórica y prospectiva. Los rendimientos pasados no son garantía o indicativo de resultados futuros. Todos los precios, valores o estimaciones generadas en este reporte (excepto aquellos identificados como históricos) son con fines indicativos. Todos los datos y manifestaciones utilizados en este reporte (incluyendo, sin limitación, expresiones tales como “Comprar” /”Compra”/”Mantener”/”Venta”/”Vender”, etc., en adelante las “Expresiones Bursátiles”) no deben considerarse como recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Las Expresiones Bursátiles son manifestaciones o expresiones de uso habitual en el mercado bursátil, que responden a estimaciones respecto a valores mínimos y/o máximos de un determinado papel o instrumento, por lo cual no pueden considerarse bajo ningún concepto recomendaciones o llamados a la acción de operar un determinado papel. Todo lo establecido en este reporte, está basado en fuentes que se consideran confiables y de buena fe, pero no implican garantía implícita ni explícita de su precisión y completitud.
lunes, 02 mayo 2022 / Publicado en Informe Semanal

En nuestro reporte semanal te estaremos contando sobre la presentación de resultados de nuestras empresas en cartera.

 

 

Venimos de un año de mucha volatilidad, y se puede decir que esta semana no fue la excepción.

Empezando con la divisa estadounidense, los dólares financieros se mantuvieron estables esta semana, comenzando con fuertes subas al inicio de la semana que luego fueron compensadas. El dólar CCL, medido por medio de las acciones, tuvo una suba del 0,7% esta semana, llegando a cotizar 206$. Por su lado, el dólar MEP cerró a $204, lo que implica una baja del -0,3% en la semana.

En lo que va del año, el dólar oficial ha tenido un incremento del 12%. Sin embargo, de los mencionados anteriormente, ha sido el de mayor aumento en el año. En consecuencia, y como “positivo” de esto, podemos mencionar la disminución de la brecha cambiara en el periodo, que empezó con niveles superiores al 100% y hoy se encuentra en el 85%.

En tanto al mercado local, el índice S&P Merval no tuvo su mejor semana ni su mejor mes, obteniendo rendimientos del -2.7% y -1,5% respectivamente.

En los mercados del norte, la temporada de balances dejo grandes fluctuaciones que afectaron sobre todo en las acciones tecnológicas, lo cual vemos reflejado en el índice NASDAQ que en la semana tuvo un desempeño del -9%, cerrando el mes en -12,2%.
Hubo presentaciones de balances de gigantes tecnológicos como Alphabet Inc. (GOOG), Microsoft Inc. (MSFT), Meta Platforms (FB), Apple Inc (APPL), entre otros. En general, los resultados financieros fueron positivos, pero en términos de actividad factores globales como el conflicto Rusia-Ucrania o la amenaza de las tasas afectaron el precio de las acciones.

Por su parte, el índice industrial Dow Jones fue el menos golpeado de la semana (-4,3%), el cual fue suficiente para generar un rendimiento negativo acumulado del mes (-4,1%). Hubo presentaciones de empresas lideres como Coca-Cola (KO), 3M (MMM), PepsiCo (PEP), entre otros. En estos casos, se mostraron niveles de actividad previos a la pandemia y el mercado tomo de buena forma los resultados.

 

Coca-Cola sigue siendo la favorita

En lo que va del año el precio de la acción de Coca-Cola (KO) ha subido un 10,2% frente al -10,4% del índice S&P500, hasta ahora la acción ha tenido uno de los mejores rendimientos en el año. Esto se debe a que, además de los sólidos resultados económicos que ha presentado, ha sido uno de los activos más elegido por los inversores a la hora de buscar refugio ante tanta incertidumbre y eventos recientes.

Este lunes fue la presentación trimestral del balance de la compañía, en la cual se destacó un gran aumento de los ingresos brutos consecuencia de una eficiente campaña comercial y un comportamiento de los consumidores similares a la prepandemia. También hay que mencionar que los niveles elevados de inflación.

La compañía presento un incremento de ingresos netos del 16%, con un margen bruto del 32,5%, 2,3% más que el año anterior.

 

Movimientos que no cambian los fundamentos

El martes pasado Alphabet Inc. (GOOG) presento sus resultados financieros del primer trimestre del año. En el mismo, registró ganancias por acción de USD 24,62, resultado que estuvo por debajo de la expectativa del mercado de USD 25,59. Los ingresos del primer trimestre crecieron cerca del 23% interanual a USD 68.010 millones, apenas por debajo de las estimaciones del mercado.

En cuanto a las ventas del grupo, si bien las ventas por anuncios estuvieron en línea con el mercado, el crecimiento publicitario de una de sus unidades de negocio, Youtube, fueron muy inferiores a las esperadas, gran influencia sobre esto tuvo el conflicto entre Rusia y Ucrania por la suspensión de actividades por parte de la compañía, con el agravante que los clientes europeos ajustaron su presupuesto en marketing digital.

Por último, hay que mencionar que los ingresos de la nube continuaron aumentando. Los mismos incrementaron un 43 % interanual hasta un récord de USD 5.820 millones , por encima de los USD 5.770 millones que esperaban los analistas.

Por último, un dato no menor es que la compañía autorizó un programa de recompra de acciones de USD 70 mil millones de sus acciones Clase A y Clase C. Una señal de confianza hacia los mercados.

GOOGL es uno de los negocios más extraordinarios de la era digital. Su negocio consiste en organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible y útil. Cuando piensa en la adopción masiva de Internet, los teléfonos inteligentes, los medios digitales y el comercio electrónico entre miles de millones de usuarios todos los días, y el crecimiento exponencial de datos que ha traído, todos sabemos cuán valioso es el papel de Google en la recopilación, organización, y filtrar toda esa información se ha convertido en nuestro día a día. Mas allá de la volatilidad global que se vive en los mercados, los resultados de GOOGL muestran que los movimientos de corto plazo en el precio de sus acciones pueden representar una oportunidad en el largo plazo.

 

Con esto terminamos nuestro reporte semanal de hoy y nos estamos encontrando el próximo lunes con más novedades de nuestra cartera.

Invirtiendo por un futuro mejor,

Matías Daghero

Asesor Financiero

 

Disclaimer

Este reporte tiene el solo propósito de brindar información, y en él solo se vierten opiniones respecto de las cuales el usuario o cliente podrá estar o no de acuerdo. Este reporte no constituye una oferta o recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Asimismo, este reporte no tiene en cuenta los objetivos de inversión y/o la situación financiera de ninguna persona en particular, y por lo tanto los instrumentos mencionados en el mismo podrían no ser adecuados para su perfil de inversor. Los asesores financieros pueden ofrecer sus opiniones o perspectivas concernientes a lo apropiado de la naturaleza de determinadas estrategias de inversión; sin embargo, es finalmente el usuario o cliente el responsable último de las decisiones de inversión que adopta, debiendo estar tales decisiones basadas únicamente en sus circunstancias económicas, objetivos financieros, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez personales.
Las inversiones en activos financieros y otros productos conllevan riesgos, incluyendo la pérdida de capital significativa. Los riesgos incluyen, pero no están limitados a: riesgo de tasa de interés, riesgos de liquidez, de tipo de cambio y el riesgo específico de la empresa y/o sector.
Este documento contiene información histórica y prospectiva. Los rendimientos pasados no son garantía o indicativo de resultados futuros. Todos los precios, valores o estimaciones generadas en este reporte (excepto aquellos identificados como históricos) son con fines indicativos. Todos los datos y manifestaciones utilizados en este reporte (incluyendo, sin limitación, expresiones tales como “Comprar” /”Compra”/”Mantener”/”Venta”/”Vender”, etc., en adelante las “Expresiones Bursátiles”) no deben considerarse como recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Las Expresiones Bursátiles son manifestaciones o expresiones de uso habitual en el mercado bursátil, que responden a estimaciones respecto a valores mínimos y/o máximos de un determinado papel o instrumento, por lo cual no pueden considerarse bajo ningún concepto recomendaciones o llamados a la acción de operar un determinado papel. Todo lo establecido en este reporte, está basado en fuentes que se consideran confiables y de buena fe, pero no implican garantía implícita ni explícita de su precisión y completitud.

 

SUBIR