¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

martes, 19 enero 2021 / Publicado en News

Para incrementar tu capital tenés que invertir.

 

Quizás afirmar que ahorrar es algo malo sea un poco polémico, aún más si te digo que al ahorrar estás perdiendo dinero.

Pero antes de explicarte cómo perdés dinero al ahorrar, dejame aclararte algo antes. Con esto no te estoy diciendo que tenés que salir corriendo a sacar todo el dinero que tenés ahorrado y gastarlo. Gastarte el 100% del dinero que cobrás es mucho peor que ahorrar.

Dicho esto, veamos por qué al ahorrar perdemos dinero. Y acá hay básicamente dos motivos: la inflación y el costo de oportunidad.

La semana pasada se dio a conocer el dato de inflación de diciembre que fue de 4% (el más alto del año) y de esta manera el 2020 cerró con una inflación del 36,1%. Este es un número muy importante para todos los ahorristas ya que se trata del valor mínimo que debemos conseguir con nuestras inversiones. El número mínimo que debemos obtener para que no nos tape el agua. Si simplemente dejás los pesos en una cuenta bancaria o debajo de tu colchón, estás perdiendo dinero.

A su vez, el segundo motivo por el cual ahorrar es perder dinero es que ese mismo dinero invertido te hubiera podido arrojar un rendimiento. Por ejemplo, si en lugar de haber estado simplemente en una caja de ahorro a la vista, ese dinero lo hubieras colocado en un plazo fijo (es una muy mala inversión ya que perdés contra la inflación, pero es mejor que no hacer nada), hubieras obtenido una tasa de interés a cambio. Ni hablar de si lo invertías en alternativas realmente rentables como las que podés conseguir en el mercado de capitales (a diferencia de lo que sucede en un plazo fijo con tasa real negativa).

 

¿Qué diferencia hay entre ahorrar e invertir?

Llegado este punto quizás te estés preguntando cual es la diferencia entre ambos.

Bueno, ahorrar es simplemente guardar tu dinero. Tener la disciplina de separar una parte de tus ingresos, pero luego no hacer nada con ellos. Dentro de esta categoría también queda incluido el hecho de comprar dólares y guardarlos en el colchón.

Supongamos que guardás USD 10.000 abajo del colchón. Al cabo de 10 años (si sos ahorrista claramente este tiempo te resulta una eternidad) a lo sumo seguirás teniendo esos mismos USD 10.000.

¿Cómo que a lo sumo?

Es que guardar el dinero abajo del colchón también tiene sus costos. Y no hablo del costo de oportunidad ni el inflacionario. Me refiero a costos concretos como el pago de una caja de seguridad o el costo impositivo de declarar ese dinero todos los años en bienes personales.

En cambio, al invertir tu dinero lo que buscás es multiplicar tu dinero. Esos mismos USD 10.000 invertidos hace un año en el índice norteamericano S&P500 serían USD 11.353. ¿Te parece poco esa diferencia? Lo veamos ahora en un plazo más largo.

Recién te decía que, si “ahorrabas” solamente guardando USD 10.000 por 10 años, transcurrido ese tiempo a lo sumo tendrías esos mismos USD 10.000 (si no pagabas caja de seguridad ni impuestos). En cambio, “invirtiendo” tu dinero a esa misma tasa que nos dio USD 1.353 en un año, al cabo de 10 años tendrías en tu cuenta USD 35.477.

Quizás pienses que estoy exagerando. Dirás: “Ok Matías, entendí el punto, pero USD 1.353 por 10 años es igual a USD 13.530. Si a eso le sumo los USD 10.000 que ya tenía me da USD 23.530 y no los USD 35.477 que mencionás”.

Bueno, dejame decirte que los USD 35.477 son correctos. ¿Por qué? Por el efecto del interés compuesto. El segundo año, ya no son USD 10.000 los que estás invirtiendo, sino que se suma el resultado del primer año: los USD 1.353.

De esta manera, con cada año que pasa es mayor el dinero invertido a pesar de que no hayas “ahorrado” más.

 

Un país de ahorristas pero sin inversores

Como asesor financiero algo que me toca ver a diario es la dificultad que tiene la gente para poder hacer el clic mental para pasar de ahorrista a inversor.

“No puedo no disponer de mi dinero por más de un año”, “Soy muy conservador, no me siento seguro si en algún momento mi dinero es menos de lo que tengo ahora” son algunas de las frases que suelo escuchar.

Y esto hace nuestro país se caracterice por un montón de personas que en lo único que piensan es en comprar dólares. Es que claro, cuando te digo que ahorrar es perder dinero asumo que no estás solamente dejando tus pesos en la cuenta bancaria. Acá también incluyo a las personas que compran dólares.

¿No me creés? Quizás los hechos recientes donde venimos de 3 años en los que el dólar le ha ganado con creces a la inflación te lleven a pensar que simplemente con comprar dólares estás invirtiendo y ganándole a la inflación. Pero cuando ampliás el horizonte verás que si solamente conservaste los mismos dólares, hoy comprás menos cosas que hace 15 o 20 años.

Y esto solo mirando el efecto inflacionario, no te olvidés del costo de oportunidad. Esos mismos dólares que solamente guardan debajo del colchón hoy serían muchos más si hubieran sido invertidos en empresas como Apple, Microsoft o Mercado Libre, por citar algunos.

 

Dar el salto para pasar de ahorrista a inversor es uno de los pasos más importantes que podés dar en tu vida financiera. Al igual que en tu trabajo, en alguna actividad física, una dieta, tu salud o en cualquier otro aspecto de la vida, es algo que mostrará pequeños resultados al comienzo pero con disciplina e incluso recibiendo un buen asesoramiento, generará resultados impresionantes con el paso de los años.

 

 

P.D.: Si te interesa recibir información de Finanzas Personales e Inversiones suscribite a nuestro Newsletter Gratuito Semanal haciendo clic aquí.

domingo, 17 enero 2021 / Publicado en Informe Semanal

Otro año en que la inflación argentina es de dos dígitos.

 

La semana pasada se dio a conocer el dato de inflación de diciembre que fue de 4% (el más alto del año) y de esta manera el 2020 cerró con una inflación del 36,1%.

Hay diferentes maneras de analizar estos números y los políticos se encargan de intentar llevar agua para su molino.

Si intentamos mirar el vaso medio lleno, se buscará marcar que luego del 53,8% observado en 2019, el número de 2020 muestra una reducción importante.

Pero si miramos la figura completa, a pesar de la pandemia y profunda recesión que conllevó, a pesar de que muchos precios permanecieron congelados, la inflación en Argentina fue la segunda más alta del mundo, sólo superada por Venezuela:

Como inversores ¿Por qué nos resulta tan importante el número de inflación?

Cuando uno busca la definición de manual de inversión, se encuentra con: “Resignar un consumo hoy, para tener un mayor consumo en el futuro”.

Es decir, lo que se busca es que privándonos de usar nuestro dinero hoy, podamos comprar más cosas con ese dinero en el futuro (independientemente de que luego esa compra se materialice o no).

Entonces la inflación pasa a ser la vara a partir de la cual nuestra inversión está arrojando buenos resultados.

Ya que venimos de una semana en la que se terminó la Copa Libertadores para los equipos argentinos, dejame explicártelo en términos futbolísticos.

Países como Alemania o Estados Unidos donde la inflación es cercana a 0%, hacen que incluso un inversor que simplemente guarde su dinero debajo del colchón esté muy cerca de cumplir ese objetivo de poder consumir más en el futuro. Simplemente realizando alguna inversión conservadora obtiene su objetivo. Es como salir a la cancha con el partido igualado 0-0.

En cambio, en Argentina arrancamos el partido 4-0 abajo. Si solamente dejás tus pesos abajo del colchón perdés por goleada. Si hacés una inversión conservadora como un plazo fijo, también terminás perdiendo 4-3. Es necesario que asumas el protagonismo de tus inversiones para poder ganarle a la inflación, algo que seguramente ya estás haciendo al haber tomado la decisión de empezar a invertir en bolsa de la mano del Inversor Inteligente.

 

Bonos que te pagan la inflación

Cuando uno busca herramientas para protegerse de la inflación o incluso beneficiarse con ella, los bonos ajustados por inflación aparecen entre las alternativas.

En el gráfico a continuación podrás observar la curva actual de los bonos con ajuste CER:

En el eje de las Y se puede observar la TIR, que nos indica el rendimiento de los bonos sobre inflación, y en el eje de las X la Duración Modificada que es un concepto técnico un poco más complejo pero que a los efectos prácticos de simplificarlo lo podés asimilar al plazo de vencimiento en años.

Allí observamos como los bonos con vencimientos más cercanos cotizan con una tasa de interés negativa, algo coherente con las tasas reales negativas que arrojan instrumentos como los plazos fijos o bonos a tasa fija en pesos.

El principal riesgo que presentan estos bonos es que el cupón y capital se ajustan por la inflación medida por el Indec, por lo que en caso de que ésta sea adulterada (algo que ya sucedió en el pasado) se corre el riesgo de que nuestra inversión no refleje la realidad y no cumpla su objetivo de cubrirnos de la inflación.

 

 

 

Con esto terminamos nuestro reporte semanal de hoy y nos estamos encontrando el próximo lunes con más novedades de nuestra cartera.

 

Invirtiendo por un futuro mejor,

Matías Daghero

Asesor Financiero

 

Disclaimer

Este reporte tiene el solo propósito de brindar información, y en él solo se vierten opiniones respecto de las cuales el usuario o cliente podrá estar o no de acuerdo. Este reporte no constituye una oferta o recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Asimismo, este reporte no tiene en cuenta los objetivos de inversión y/o la situación financiera de ninguna persona en particular, y por lo tanto los instrumentos mencionados en el mismo podrían no ser adecuados para su perfil de inversor. Los asesores financieros pueden ofrecer sus opiniones o perspectivas concernientes a lo apropiado de la naturaleza de determinadas estrategias de inversión; sin embargo, es finalmente el usuario o cliente el responsable último de las decisiones de inversión que adopta, debiendo estar tales decisiones basadas únicamente en sus circunstancias económicas, objetivos financieros, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez personales.
Las inversiones en activos financieros y otros productos conllevan riesgos, incluyendo la pérdida de capital significativa. Los riesgos incluyen, pero no están limitados a: riesgo de tasa de interés, riesgos de liquidez, de tipo de cambio y el riesgo específico de la empresa y/o sector.
Este documento contiene información histórica y prospectiva. Los rendimientos pasados no son garantía o indicativo de resultados futuros. Todos los precios, valores o estimaciones generadas en este reporte (excepto aquellos identificados como históricos) son con fines indicativos. Todos los datos y manifestaciones utilizados en este reporte (incluyendo, sin limitación, expresiones tales como “Comprar” /”Compra”/”Mantener”/”Venta”/”Vender”, etc., en adelante las “Expresiones Bursátiles”) no deben considerarse como recomendación de compra o venta de los instrumentos financieros mencionados. Las Expresiones Bursátiles son manifestaciones o expresiones de uso habitual en el mercado bursátil, que responden a estimaciones respecto a valores mínimos y/o máximos de un determinado papel o instrumento, por lo cual no pueden considerarse bajo ningún concepto recomendaciones o llamados a la acción de operar un determinado papel. Todo lo establecido en este reporte, está basado en fuentes que se consideran confiables y de buena fe, pero no implican garantía implícita ni explícita de su precisión y completitud.

 

domingo, 10 enero 2021 / Publicado en News

El peso no para de perder valor y depreciarse. ¿Qué hago para que mis pesos rindan más y no pierdan poder de compra?

 

Si hay algo que obsesiona a los argentinos es el valor de la divisa norteamericana. Si bien a muchos de nuestros políticos les gustaría hacernos creer que se trata de “algo cultural”, la realidad es que la obsesión de los argentinos es huir de los pesos.

Hacé por un segundo este ejercicio. Pensá que tenés un billete de $1.000 en el bolsillo. ¿Qué es lo primero que se te viene a la mente? Algo vinculado a gastarlo, ¿verdad?

Y si ahora pensás que tenes un billete de USD 100, ¿qué se te viene a la mente? ¿Algo más vinculado a ahorrarlo?

Venimos de años con fuertes subas del precio del dólar en Argentina. El último año en el que el dólar perdió contra la inflación fue en el 2017:

Si miramos la década de los 90 o incluso desde el año 2002 al 2010, el dólar no podía ganarle a la inflación argentina, motivo por el cual no acaparaba los titulares de los diarios ni era el centro de atención de los argentinos.

Sin embargo, luego de 3 años en que el dólar ha tenido importantes subas en nuestro país es lógica esta preocupación.

Lo más curioso es que esto se da en un contexto mundial de fuerte caída del precio del dólar. Suben las acciones, sube el oro, sube el bitcoin, sube la soja y los commodities, sube el euro y el yen japonés. En resumen, el dólar cae.

Frente a esta situación en donde el dólar sube (y lo seguirá haciendo). ¿Qué medidas podés tomar en tu economía personal para protegerte?

 

Medidas vinculadas a tus gastos

La economía argentina está fuertemente dolarizada, por lo que muchos productos fijan sus precios en función a la variación del dólar.

Antes de ver estas medidas quiero hacerte una aclaración importante.

Lo que voy a decirte acá no significa que debas salir corriendo a comprar cosas que no necesitas (esto ya será tema para otra nota). Lo que aquí vamos a suponer es que se trata de gastos que ya analizaste detenidamente y se trata de cosas que necesitás comprarte, además de que tu presupuesto te lo permita.

Hecha esta salvedad ahora si comenzamos.

En un contexto de devaluación como el que vivimos, los bienes dolarizados tienden a costar cada vez más en el tiempo, por lo que anticipar la compra de estos puede significar un ahorro importante para tus finanzas.

Por ejemplo, si tenías pensado comprar un auto nuevo, se trata de un bien claramente dolarizado en su precio (vinculado al dólar oficial). El dilatar su compra (no olvides que debe ser necesaria y no un capricho) podrá impactar en un mayor costo. Lo mismo con artículos de tecnología como celulares y computadoras (a los que también podría sumarse el caso de los faltantes).

 

Medidas vinculadas a tus ingresos

Acá vamos a asumir que tus ingresos no están dolarizados (de estarlo, ya estás protegido). Si trabajás en relación de dependencia y tus ingresos son en pesos, sos del grupo de personas a las que más afecta una devaluación.

En este caso, la recomendación es que busques alguna forma de dolarizar aunque sea una pequeña parte de tus ingresos. La pandemia ha traído un montón de problemas, pero si podemos extraer algo bueno es la generalización del trabajo desde casa y digital. Esto achica las barreras mundiales y podés explorar la posibilidad de cómo generar ingresos dolarizados ofreciendo trabajos de manera freelance en sitios como Upwork (si sabés inglés) o Workana (en español).

Si tenés una Pyme o empresa en donde tus insumos están dolarizados o simplemente querés proteger tu capital de la devaluación, ofrecer a tus clientes descuentos por pagos de contado que te permitan hacerte antes del dinero para poder dolarizarlo es una alternativa viable.

 

Medidas vinculadas a tus inversiones

Antes de ver qué podés hacer con tus inversiones, un dato no menor es que asumiré que ya estás ahorrando e invirtiendo tu dinero. Si aún no lo hacés, te recomiendo que leas mi nota “Comenzá ya a ahorrar para tu jubilación” y/o veas mi video de youtube “¿Cómo puede esta crisis ayudar a tus finanzas?”.

Dentro del mercado de capitales, existen diferentes herramientas para seguir la evolución de los diferentes tipos de dólares.

¿Sabías que a pesar del cepo cambiario existen instrumentos que te permiten comprar a precio de dólar oficial? Sin impuestos ni percepciones.

A su vez, también existen instrumentos cuya evolución está vinculada al movimiento del dólar billete e incluso te permiten hacerte de dólares a un precio más barato que el dólar solidario en estos momentos. También estos instrumentos permiten obtener rentabilidades en dólares, ingresando tanto en dólares como en pesos.

 

Cuando se trata de proteger tu patrimonio es importante que asumas el protagonismo y tomes medidas. En esta nota simplemente quise compartirte algunas de las que podrías tomar pero lo importante es que te tomes el tiempo de pensar en esto y que no dejes que la devaluación erosione el poder de compra del dinero que con tanto esfuerzo consigues.

 

P.D.: Si te interesa recibir información de Finanzas Personales e Inversiones suscribite a nuestro Newsletter Gratuito Semanal haciendo clic aquí.

domingo, 10 enero 2021 / Publicado en Informe Mensual

En este Reporte Mensual te acerco una nueva oportunidad de inversión.

 

Inversor Inteligente 2021-01 (IRC4O)
SUBIR