¿Cómo licitar Lebacs esta semana?

Mañana el BCRA tendrá que enfrentar vencimientos de Lebacs por más de $ 484 millones. Sin embargo, con un dólar en caída (el mayorista cerró en $16,97 el pasado viernes) y una tasa de Lebacs que se mantendrá en niveles elevados por encima de una inflación en caída, el mercado espera que Federico Sturzenegger no tenga mayores problemas para poder renovar gran parte de este vencimiento.

Si miramos el comportamiento que se ha venido dando en el mercado secundario y que sirve como muy buen predictor de las tasas que luego son confirmadas en la licitación, podremos notar que la curva de tasas se encuentra plana y con tendencia a una normalización (esto sería que las tasas de largo plazo paguen más que las de corto).

En ese sentido, la gran expectativa por parte de los operadores del mercado se encuentra focalizada en dos puntos.

En primer lugar, luego de una inflación de agosto que vino por debajo de las expectativas pero que aún está bastante por encima del objetivo del BCRA, si Sturzenegger mantendrá la tasa o producirá cambios.

En segundo lugar, si se animarán del BCRA a tener la primera licitación desde que asumiera esta conducción en 2015 donde se muestre una curva normalizada, tratando de incentivar a los inversores a que estiren el plazo de sus colocaciones.

Un tablero para tomar la mejor decisión

Desde el punto de vista del inversor, para tomar la decisión de a que plazo es más conveniente licitar hay que analizar varios factores.

Dejando de lado aquellos inversores que necesitarán de liquidez en el cortísimo plazo (caso en el que resultará más conveniente licitar a corto plazo), vale la pena analizar los distintos escenarios de inflación y de dólar esperado para tomar la mejor decisión.

Desde el punto de vista del impacto de la inflación, lo más aconsejable sería extenderse en el plazo ya que se espera que en los próximos meses la inflación continuará bajando. Si bien la meta del 10% del BCRA para 2018 suena muy ambiciosa (el mismo presupuesto del gobierno puso 15% como inflación para ese año), los niveles de tasa ofrecidos hoy están muy por encima de ese valor, por lo que un desvío no generaría grandes cambios en la decisión de inversión. Y, licitando a un plazo más largo, se podría captar una tasa elevada por mayor tiempo ya que el BCRA luego bajaría la tasa con la caída de la inflación buscando mantenerla en términos reales pero a valores más bajos en términos nominales.

Por el lado del dólar, habiendo tocado un mínimo de los últimos 2 meses muchos inversores consultan si no será momento para empezar a dolarizar los portafolios. Las opiniones de los analistas se encuentran bastante divididas ya que, si bien el dólar está en mínimos, no se avizoran factores internos que puedan hacer resurgir fuertemente al dólar en las próximas semanas como para que otorgue un rendimiento mayor al de la tasa de Lebacs.

En la tabla a continuación se observan las tasas vigentes en el mercado secundario de Lebacs del día viernes, como así también el dólar que sería necesario al vencimiento de cada Lebac para empardar el resultado del simple devengamiento de la tasa. Por último, se colocan los valores vigentes en el mercado de futuros de Rofex.

En el comparativo se observa que la brecha más importante entre la tasa de Lebacs y los valores de dólar futuro en el Rofex se observan a partir del mes de febrero. Para aquellos inversores más agresivos, tomar posiciones en los vencimientos a partir de ese mes podría ser una inversión que termine otorgando muy buenos rendimientos.

Nota Publicada por El Economista – 18/09/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *