La política marca el ritmo de los mercados

No caben dudas que el driver más importante de este año en la bolsa argentina serán las elecciones. Las acciones, bonos, tasas de interés e incluso el dólar se irán moviendo al compás de las encuestas.

Como inversor será importante monitorear de cerca estos acontecimientos a la hora de definir cómo proteger los ahorros y cómo conformar el portafolio.

Luego de un enero glorioso para los inversores en que el Merval arrojó grandes ganancias y el dólar estuvo tranquilo, el mes de febrero devolvió un poco de ellas. En el caso del índice Merval, febrero cerró con una caída del 5,07% (acumulando una ganancia del 13,19% en el año). Por el lado del dólar, luego de haber caído de precio en enero subió un 5,3% en febrero (acumulando una suba del 3,15% en 2019).

En años tan volátiles como será este, es muy importante que el inversor tenga una estrategia global definida de inversión y no que esté saltando de estrategia en estrategia entrando cuando quizás ya sea tarde a cada una de ellas.

Colocarse a tasa en pesos en estos momentos es sólo para perfiles muy agresivos, que sigan de cerca el mercado para intentar pasarse a tasa en dólares en el momento correcto. Es que un error de cálculo que haga estar posicionado en pesos en medio de un momento de suba del dólar puede hacer perder lo ganado en meses en apenas días.

Para las posiciones en pesos, en estos momentos vemos más valor en las letras con ajuste CER (Lecer) que están arrojando un rendimiento cercano al 8% anual sobre inflación, ante la dificultad que está teniendo el gobierno para conseguir bajarla.

Por último, por el lado de las posiciones en dólares del portafolio, un bono dual devenido en dólar linked como el A2J9 que vence en junio (antes de las elecciones) y rinde hoy 8% anual en dólares supera ampliamente el rendimiento de las Letes y es el instrumento ideal para un inversor conservador.

Para aquellos con un perfil menos adverso al riesgo, la parte media y larga de la curva en dólares podría otorgar ganancias en dólares por encima del 30% anual en dólares a un año vista en caso de darse un escenario favorable, apenas por debajo de lo que podrían dar las acciones en ese escenario.

El indicador clave que irá mostrando la lectura que hacen los inversores de las elecciones será el riesgo país, que ha venido oscilando entre los 600 y 800 puntos desde septiembre del año pasado. Cualquier noticia que muestre a Macri ganando hará caer el riesgo país y el dólar, y subir a las acciones y bonos según la lectura que hacen los grandes inversores de esa posibilidad y que el ahorrista no debe dejar de monitorear.

 

Nota Publicada el 03/03/2019 en La Voz del Interior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *